viernes, 29 de julio de 2016

Nº3: Bringing It All Back Home (1965).

Cuando te interesas por cualquier artista, por algún disco tienes que empezar. Y creo que para los neófitos del genio de Duluth no existe mejor punto de partida que Bringing It All Back Home. Esta obra maestra (una mas) es quizás la pierda angular sobre la que pivota y se sustenta todo el legado dylaniano. Es el disco en el que confluyen muchos (no todos) de los caminos que Dylan exploró durante toda su carrera. Es el álbum de su verdadera explosión creativa, donde empezó a abrazar el rock y a madurarlo hasta convertirlo en lo que todos conocemos. Yo lo descubrí tarde, curiosamente. Sobre todo porque ya disponía de muchas de sus canciones en algunos recopilatorios. Pero hoy en día considero Bringing It All Back Home como un disco esencial en el devenir de la música popular. Y como comentaba, es el que recomiendo como iniciático para amigos que quieren interesarse por el artista.

El titulo es toda una declaración de intenciones. En 1965 la invasión británica abrumaba la atención mediática de la juventud norteamericana. Los sonidos que salían de las composiciones de los Beatles, Stones, Kinks, Who….etc, copaban las listas y los medios. Pero Dylan, en un ejercicio de autoafirmación como pocos en la historia del rock, deja claro en esta colección de canciones que la esencia y la raíz del rock, del folk, del country y hasta del futuro rap (si!) pertenecían a su país. El álbum puede presumir de contener una de las mas contundentes secuencias de canciones de la historia del album como obra. Ya sabéis. En la cara A Dylan explora su lado mas rock y experimental (algo que los fans mas hardcore de su lado folk consideraron un espanto) y en la Cara B recoge cuatro piezas acústicas (no folk, eso es otra cosa) absolutamente insuperables. Un álbum maduro y adelantado a su tiempo. De aquí cogería carrerilla y en año y medio entregaría la famosa trilogía mercurial que le hizo eterno. Pero Bringing It All Back Home es el disco que contiene Mr Tambourine Man, It´s All Right Ma, Subterranean Homesick Blues, Gates Of Eden, Maggie´s Farm, Love Minus Zero, It´s All Over Now Baby Blue, Bob Dylan´s 115th Dream, On The Road Again, She Belongs To Me, Outlaw Blues. Si, he puesto todas. Imposible dejar a ninguna fuera. Es el disco perfecto.

Lo mejor: Su excepcional concepción estructural. El paso definitivo de Dylan al rock. Sus composiciones.
Lo peor: Quizás el menor reconocimiento popular que tiene en comparación con sus dos compañeros de trilogía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada